Estudiar y emprender

¿Te ha pasado que te preguntas si es buen momento para comenzar a emprender en lo que te apasiona por el hecho de que todavía te encuentras estudiando?

Puede que en tu cabeza le hayas dado vueltas a la situación y te hayas preguntado si podrás manejarlo, es por eso que queremos compartirte lo que nosotras hemos aprendido al respecto y darte algunos tips sobre cómo hemos manejado esta situación.


La organización es LA clave. Ten en cuenta que no sólo debes de considerar los procesos de tu emprendimiento, necesitas agendar tus horas de clase y el momento en el que realizarás tus tareas entonces busca la manera de hacerlo en la que te sientas más cómoda y creas que es más eficiente; puedes coordinar todos tus correos en Google calendar, llenar un corcho con post it, agendas físicas, etc. No te olvides de incluir tus horas de comida, sueño, ejercicio o lo que sea que hagas para poder relajarte y así volver a tu centro. Para empezar, puedes hacer un plan general al inicio del semestre e ir adaptándolo día con día según lo vayas necesitando.


Encuentra qué es lo que más te funciona para enfocarte y poder ser productiva, hay quienes escuchan cierto tipo de música, prenden velas, tienen un snack secreto; el punto es que ayude a que no te distraigas para que no gastes más tiempo del necesario en realizar tus actividades sin dejar de lado la calidad del resultado.


Si tu trabajo es creativo cambia un poco el asunto. Puede que te pase como a nosotras que nuestra creatividad los fines de semana está en -10 % de su capacidad, si es así, presta atención en qué es lo que te provoca ese rush por crear y cuando lo tengas aprovéchalo al máximo, tu yo del futuro te lo agradecerá.


Sé paciente contigo, tu primer intento no te define. Estás aprendiendo y todo es un proceso, no te estreses que pronto le encontrarás el truco a balancear las cosas o incluso a los hacks de tu propia marca; lo más importante es seguir adelante y con la cabeza bien alta.


Recuerda que decir sí a una cosa implica decirle no a otra, así que ten muy claras tus prioridades y mide tu energía. Nos llegó a pasar que queríamos dar nuestro 110% siempre y queríamos hacer de todo, a la mala nos dimos cuenta que eso no se puede y que es necesario dividir ese 100% de energía en las cosas que más nos importan y que está bien dejar para después algunas otras.

Las desveladas son algo seguro. En algún punto y probablemente más de una vez va a llegar un momento en el que tengas 109829 pendientes de tu emprendimiento, un examen, tareas y por ello te toque quedarte la noche despierta; son gajes del oficio pero aún así queremos recordarte que no debes olvidarte de ti, y que tu salud física y mental son muy importantes, es por esto que debes de priorizar y darte cuenta cuándo necesitas un descanso para tener tiempo para ti, salir con tus amigos, etc, para evitar un colapso tanto mental como físico. Recuerda que eres humano, aliméntate bien y trata de dormir lo más que puedas cada que tengas oportunidad, te sentirás mejor y podrás aprovechar mucho más el día.


Para sobrevivir a las clases te súper recomendamos un buen grupo de amigos que puedan explicarte y ayudarte cuando lo necesites, puede que a veces (y más con las clases en línea) no estés 100% presente y consciente en tu clase pero tener ese support group con quién hacer tareas, equipos y proyectos te ayudará a no estar tan perdida y no sentirte sola.


Si emprendes con socias, procura tener buena comunicación para poder apoyarse la una a la otra. No siempre van a coincidir los horarios o el rush de creatividad, se trata de todas hacer el esfuerzo y escucharse para poder llegar al mejor acuerdo, al final del día el emprendimiento es de todas.


Ve cambiando la altura de la vara, está bien no siempre poder con todo entonces ve metiendo de poco a poco todo lo que tengas y quieras hacer, adaptarse y tener que hacer cambios no está mal, ni eres más o menos por la cantidad de pendientes que tengas en tu agenda; también aprende a reconocer cuando eres capaz de ser más exigente contigo misma. Se flexible para no romperte.


Y por último, hazlo todo con pasión. Nunca pierdas de vista que estás haciendo esto porque es algo que te encanta y es algo quieres tener en tu vida. Uno cuida y trabaja por las cosas que ama.


Esperamos que esto te haya ayudado a entender un poco el panorama de cómo es adentrarte en esta aventura, puede que te hayas sentido identificada con más de alguna situación, no eres la única que ha pasado por esto entonces recuerda que no estás sola y que nosotras estamos más que dispuestas a compartir nuestros hacks y consejos para que puedas aprender de nuestras experiencias.


7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Cuando comienzas a emprender existen mil y un cosas que nadie te dice, como el hecho de que tienes que ser una “todologa”, también que en algún punto, nos guste o no, vamos a tener que convivir con lo